Radiografía de envases sostenibles: ¿Cuáles son las métricas clave?

Comprenda qué hace que el empaque sea sostenible ycómo esta iniciativa puede convertirse en una importante ventaja competitiva para la industria del plástico.

La demanda de productos de embalaje sostenibles está aumentando. Después de todo, el consumidor es más consciente e informado y, por lo tanto, considera los impactos  ociales y ambientales de la marca, así como sus valores, antes de consumir. En otras palabras, atributos como la calidad y el precio ya no son determinantes en la elección como era anteriormente.

El embalaje sostenible tiene un impacto menor en el medio ambiente, ya sea que se produzca, comercialice o elimine. Y en un mercado altamente competitivo y exigente, las empresas que apuestan por este tipo de posicionamiento tienen una gran oportunidad de salir adelante y ganarse los corazones de los consumidores.

Pero ¿qué hace que el embalaje sea sostenible?
¡Comprenda a continuación y vea cómo trabajar en este tipo de atributo para ganar clientes y vender más!

La sostenibilidad como valor de marca

En general, la sostenibilidad es la capacidad de producir y consumir sin comprometer a las generaciones futuras. La práctica se puede incorporar a un negocio de diferentes maneras, ya sea ahorrando recursos naturales, reciclando o reutilizando plástico.

Sin embargo, independientemente del camino tomado, es importante fortalecer la sostenibilidad de la empresa en las comunicaciones con los clientes. Cuando llevamos esto a la industria del plástico, significa explicar y valorar el proceso por el que pasa la materia prima, las iniciativas de la empresa e incluso las inversiones en nuevos procesos o materiales.

Por lo tanto, la sostenibilidad se convierte en un valor agregado para los artículos vendidos por la industria, aumentando la competitividad del negocio e incluso puede servir como argumento para cobrar márgenes más altos.

¿Qué hace que los envases sean sostenibles?

"Un embalaje sostenible va más allá del reciclaje, proviene de un proyecto que proporciona un equilibrio en todo el proceso de su producción. Es un embalaje desarrollado que anticipa su uso y eliminación, y cómo este afectará el medio ambiente. Por lo tanto, un embalaje sostenible, en lugar de contener y proteger un producto, tiene la función de
venderlo con un impacto social y ambiental mínimo", explica Jefferson Reuter Quint y Ricardo Heiderscheidt de HeadMade Design & Co.

En otras palabras, al pensar en desarrollar envases sostenibles, debemos considerar tres pilares: ambiental, social y económico. Por lo tanto, se debe considerar el ciclo de vida completo del empaque para comprender su impacto en el planeta.

Aun así, vale la pena destacar que no existe un proceso totalmente sostenible. Por lo tanto, este es un concepto que debe buscarse constantemente para mejorar las técnicas y minimizar el impacto de la empresa en el medio ambiente.

En este sentido, hay algunos aspectos a considerar para la producción de envases sostenibles:

1. Ahorro de recursos

Evaluar cada componente del empaque le permite hacer el mejor uso de los materiales sin comprometer el producto. Iniciativas como la
reducción del grosor de las botellas son ejemplos de cómo aumentar la sostenibilidad del embalaje.

2. Innovación

La Industria 4.0 y la evolución de la tecnología permiten la creación de envases con menos materiales y, en muchos casos, la reutilización del plástico. Apostar por la innovación es
esencial para encontrar alternativas y permitir productos más sostenibles.

3. Reutilización

Otro punto importante que le da a los plásticos una excelente ventaja en sostenibilidad es su posibilidad de reutilización. Revivir materiales es una excelente manera de reducir costos y minimizar los impactos en la producción, lo que se puede hacer a través de procesos como el reciclaje químico.

 

4. Mano de Obra

La sostenibilidad también implica valorar a los empleados y actuar dentro de las leyes laborales con respeto y transparencia.

Embalaje sostenible como atributo de ventas "Este tipo de empaque debe venderse resaltando sus atributos mientras es sostenible. Ya sea a través del formato, el diseño visual

o incluso reforzado a través de materiales publicitarios. Hoy, al tener acceso a la información de una manera fácil, el consumidor valora una vida sana y equilibrada", lo que impacta directamente en la venta y compra de productos. Otra solución interesante es la reutilización de los envases, proporcionando un ciclo de vida más largo y nuevas funciones para estos. No se trata solo de sugerir la eliminación consciente de los materiales de los que está hecho el envase, pero aconsejar a los consumidores que la sostenibilidad es una necesidad en el mundo contemporáneo", resaltan los profesionales de HeadMade Design & Co.

La adopción de prácticas industriales sostenibles puede aumentar los rendimientos económicos. Además, esta actitud, cuando se revela al mercado, impacta en una mejor imagen de la empresa y sus productos.

Unir la capacidad de cumplir los objetivos del cliente con la preocupación real de hacer que los procesos sean más sostenibles crea una ventaja competitiva para su negocio. Esto permite retener clientes, satisfacer una necesidad del mercado y mejorar los márgenes de beneficio.

¿Qué le parece comenzar a ver los empaques sostenibles como una poderosa oportunidad de negocio?