Conozca 3 tipos de tratamiento de superficie en moldes

Cualquiera que trabaje con moldes de inyección de plástico lo sabe: el tratamiento de las superficies de los moldes es indispensable. Existen varios tratamientos de superficie en el mercado, cada uno adecuado para una aplicación o material específico.

Es decir: necesita conocer las soluciones disponibles para poder elegir. ¡Existen tres tipos de tratamiento de superficie de molde, descubra cuál es el adecuado para su necesidad!

 

Temperatura Superficial

Este tratamiento aumenta la dureza del material hasta 10 milímetros de profundidad. Por lo tanto, es adecuado para materiales que sufren tensión y también necesitan tenacidad, como engranajes. La operación logra mejores resultados cuando los hornos utilizados funcionan bajo vacío, porque la ausencia de aire garantiza algunas ventajas. Este es un proceso limpio que es más fácil de controlar dentro de tolerancias de temperatura más bajas.

Además, otro detalle de este tratamiento es que se puede enfriar inyectando gas nitrógeno a presión en las partes calentadas. Se realiza mediante baños de aceite o baños de sales fundidas, que son cada vez menos
populares debido a las agresiones que pueden causar al medio ambiente.


Nitruración de plasma

Con nitruración, se puede lograr una alta dureza superficial en capas de 0.3 mm sin cambios dimensionales y escala. Como tal, se puede aplicar a moldes prefabricados y probados, lo que aumenta significativamente la resistencia al desgaste y a los arañazos.

Este es uno de los procesos más importantes en el tratamiento termoquímico de superficie para materiales metálicos con el fin de aumentar el rendimiento del servicio. Por lo tanto, se usa cuando se desea mantener el núcleo del material en condiciones de alta tenacidad, combinado con una superficie dura y una mayor resistencia al desgaste, la fatiga y la corrosión.

Sin embargo, a diferencia de otras técnicas, esta permite un control preciso de las especies precursoras del proceso. Dando como resultado un producto de alta calidad con control microestructural de la superficie nitrurada según el tipo de material y la aplicación de herramientas.
 

Cromo duro

En este tipo de tratamiento, se deposita una capa entre 0.01 y 0.02 mm sobre la herramienta. Sin embargo, los contaminantes generados y el posible deslizamiento disminuyen su aplicación en el mercado.